Brasil

Fuente: Abrapp
Fecha: Noviembre 2007

Hoy, los fondos de pensiones en Brasil están pasando por una nueva etapa de su fuerte crecimiento y están muy cerca de otro logro que los hará surgir más rápidamente aún. En los próximos días, el gobierno deberá enviar al Congreso un proyecto de ley que crea un órgano del Estado que sustituirá la Secretaría de Previsión Complementaria en la supervisión y fiscalización de los fondos de pensiones. Se espera que será rápidamente aprobado debido al apoyo que tiene entre los diputados y senadores. Hace dos años, cuando una propuesta de similar tenor fue presentada, la recepción ya había sido bastante positiva, llegando a ser aprobada en la Cámara, pero no en el Senado debido a las tensiones políticas que se vivían en ese tiempo.

Hoy ya no hay motivos para que esa convergencia de opiniones favorables no conduzca a una aprobación tranquila del proyecto de ley con la creación de un órgano parecido al PREVIC - el nombre dado al nuevo organismo hace dos años -. En realidad, ahora existen más motivos para un final feliz, debido a la mayor conciencia de la sociedad brasileña y sus formadores de opiniones sobre la necesidad del fortalecimiento de la Previsión Complementaria. Las empresas que desean ofrecer planes previsionales a sus empleados ahora tienen más opciones, con más flexibilidad, menores costos y menos responsabilidad y burocracia. Los dirigentes sindicales y asociativos de las más variadas categorías profesionales, ahora pueden tener la certeza que instituir planes es una muy buena idea con grandes posibilidades de éxito, como se ha demostrado en los últimos meses con la OABPrev, Jusprev e iniciativas involucrando médicos e ingenieros.

El surgimiento de un nuevo PREVIC ha demostrado ser cada vez más necesario en este nuevo camino. Es extremadamente importante disponer de un organismo del Estado mejor equipado humanamente y materialmente y en condiciones de ofrecer un apoyo estable al sistema de fondos de pensiones, sin ser una carga para el sector público. Como ocurre frecuentemente en el extranjero, los propios fondos financian el funcionamiento del nuevo organismo a través del pago de una tasa. Esto es en realidad un gasto pequeño y bienvenido en la medida que asegura una fiscalización mejor estructurada y, por lo tanto, en condiciones de actuar con las técnicas recomendadas, economizando tiempo y malos ratos de esa manera.

En fin, es una evolución necesaria que debe traer consigo un indispensable mejoramiento de la fiscalización, liberando al mismo tiempo los fondos de pensiones de todo lo que no esté asociado al cumplimiento de su misión.

Con el apoyo adecuado, como ha sucedido desde el inicio del gobierno de Lula que concretó cambios iniciados en 2001 con las leyes complementarias 108 y 109, el sistema de fondos de pensiones estaría en condiciones de duplicarse en los próximos siete años.

Combinando la sensibilidad de las autoridades con la competencia técnica de los dirigentes de los fondos, la Previsión Complementaria sin fines de lucro - planes de empresas, multifondos, planes multi - patrocinados del sector privado y de los empleados públicos - encontrará la base sólida capaz de fomentar su crecimiento, atrayendo millones de nuevos trabajadores para la seguridad del sistema.

La Universidad de la Previsión Complementaria (UNIPREV) ofrecerá sus primeros cursos en 2008 a través de empresas y acuerdos con diferentes instituciones académicas. En este sentido, un primer acuerdo ya fue firmado con ANDIMA - la Asociación Nacional de Instituciones de Mercado Libre.

Para el presidente de ABRAPP, Fernando Pimentel, la UNIPREV indudablemente aportará un nuevo nivel de conocimiento a nuestro sistema que ya está entre las que más invierten en capacitación. Anualmente, ABRAPP promueve más de 30 cursos, seminarios y talleres.

Nota del editor: El Sistema de Pensiones brasileño se trata, fundamentalmente, de un sistema de Seguro Social obligatorio de prestación definida y en régimen de reparto simple que cuenta con Fondos de Pensiones Abiertos y Cerrados.