BOLETIN FIAP
Boletín FIAP
GRAN BRETAÑA

Una campaña, hecha por los empleadores, que pretende retrasar en un año las contribuciones obligatorias de pensiones, dejaría a sobre cuatro millones de trabajadores privados de pensiones.
 
Esto fue revelado por el Trades Union Congress (TUC). El congreso se enteró de que algunos importantes empleadores, en su mayoría de los rubros de ventas y hospitalidad, estaban haciendo lobby para atender este retraso.
 
El análisis hecho por el TUC mostró que el  17.8% de los trabajadores, es decir,  4.3 millones, estarían perdiendo una contribución a sus pensiones en cualquier día, si la campaña es exitosa.
 
El secretario general de TUC, Brendan Barber, expresó que el lobby por el período de espera era “un atento bajo radar para socavar el nuevo sistema de pensiones."
 
Londres fue destacada como el área que sería más afectada por el período de espera. 18.9% de los trabajadores de la ciudad, es decir, más de quinientos mil, perderían contribuciones a sus pensiones. Los empleados que cambian de trabajo con frecuencia serían los más afectados. Irónicamente, éste es el sector que el gobierno más desea proteger con la reforma.
 
"Los jefes no tienen un año libre antes de pagar las contribuciones de seguros nacionales que ayudan a pagar las pensiones estatales y tampoco deberían tener un año libre antes de pagar las contribuciones obligatorias de los trabajadores tampoco," acotó Barber.