¿Qué estás buscando?

FIAP > Noticias > Unión Europea: Problemas demográficos significan un reto sin precedentes para los sistemas públicos de pensiones
22 julio, 2021

Unión Europea: Problemas demográficos significan un reto sin precedentes para los sistemas públicos de pensiones

Uno de los temas que sigue generando un gran debate en España es el de las pensiones y su sostenibilidad. Son muchas las voces expertas que ya alertan sobre las dificultades que tendrán que regatear las próximas generaciones para poder aspirar a conseguir la retribución por la jubilación. Al ritmo que presenta hoy la sociedad, será dentro de 30 años cuando habrá 1,5 cotizantes por cada pensionista. Por tanto, y para mantener el sistema, se necesitarán 2,5 personas que aporten su parte impositiva para cada jubilado.

Casi todos los países enfrentan en la actualidad dos problemas demográficos: el aumento de la esperanza de vida y una composición poblacional por edades muy variable debido al ‘Baby Boom’, vital hasta la década de 2050 y lo que significa un reto sin precedentes para un sistema público de pensiones que está en números rojos.

Aunque en la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OECD) existe una gran variedad en el diseño de los Sistemas de Pensiones, la capacidad para ajustarse a los cambios en el aumento de la esperanza de vida varía dependiendo del sistema y resulta un factor clave para consolidar esa anhelada sostenibilidad.

¿Cuáles son los distintos sistemas de pensiones?

Según Alfonso R. Sánchez, investigador asociado a la Fundación de Estudios de Economía Aplicada (FEDEA), “el 50% de países de la OECD vinculan sus pensiones a la esperanza de vida a través de tres posibles sistemas institucionales: pensiones de contribución definida, como ocurre en Chile o México; sistemas de cuentas nacionales, como en Suecia, Noruega, Letonia o Polonia; o sistemas de prestación definida con mecanismos de ajuste automático, que vincula la esperanza de vida al nivel de pensión, como ocurre en Finlandia o en Alemania, o a la edad de jubilación, imperante en países como Portugal o Dinamarca”.

Según el experto en pensiones, “Eslovaquia y España anunciaron mecanismos de este último tipo, pero han dado marcha atrás en su aplicación, como también lo ha hecho Italia, quienes han modificado las condiciones de estos sistemas en los últimos años”.

Leer la noticia completa en: Cope.es

Recibe los newsletter de Fiap Internacional ingresa aquí