Paraguay

Gobierno aprueba ley que permite incorporación de trabajadores independientes, empleadores, amas de casa y trabajadores domésticos al sistema de pensiones público de reparto

Fuente: www.abc.com.py; www.eljurista.com.py
Fecha: 14.06.2013

El 5 de junio de 2013, tras 10 años de discusión, se aprobó una nueva ley (Ley 4933) que autoriza la incorporación voluntaria de trabajadores independientes, empleadores, amas de casa y trabajadores domésticos al fondo de jubilaciones y pensiones del Instituto de Previsión Social (IPS) (entidad que administra el sistema público de reparto del país). La medida entrará en vigencia a partir del 5 de agosto de 2013.

Según la ley, el aporte mínimo que deberán hacer estos trabajadores es del 13% del salario mínimo legal. Por de pronto no se prevé el acceso a la cobertura médica para estos aportantes, sino solo para fines jubilatorios, a diferencia de un trabajador dependiente de una empresa privada (que cotizan obligatoriamente al IPS) (actualmente, los trabajadores del sector privado están cubiertos para fines jubilatorios y médicos, y la tasa de cotización asciende al 23% del salario bruto (9% aporta el trabajador y 14% el empleador). Para todos los trabajadores (dependientes e independientes), las condiciones para las pensiones de vejez son las mismas: quienes llegan a la edad de 55 años deben tener 30 años de aporte para jubilarse; los que tienen 60, 25 años de aporte; y los que tienen 65 años, 15 años de aportación. Sin embargo, se espera que la tasa de reemplazo de los trabajadores que participan en forma voluntaria en el IPS será inferior a la que obtienen los trabajadores dependientes, puesto que en el primer caso la fórmula de beneficios considera el promedio de contribuciones de los 120 meses, en tanto que en el caso de los trabajadores dependientes se considera el promedio de los últimos 36 meses.

Según fuentes del gobierno, en un primer momento se prevé el ingreso de 50.000 trabajadores, que constituye sólo el 5% de la población trabajadora independiente, aunque espera que a futuro se vaya incrementando su participación. La relación entre asegurados activos y pasivos es de 11 cotizantes activos por cada jubilado, y de acuerdo al gobierno, con la entrada de nuevos cotizantes independientes, esta relación ahora será de 15 activos por cada jubilado.