Egipto reemplazará sistema de reparto por sistema de cuentas individuales el 1 de enero de 2012

Fuente: www.socialsecurity.gov
Fecha: Julio 2010

El 13 de junio de 2010 el Parlamento de Egipto aprobó una ley de reforma previsional que reemplazará al actual sistema de pensiones público de reparto con un sistema de cuentas individuales a contar del 1 de enero de 2012. Las disposiciones específicas relativas al sistema se deberán aprobar por el Parlamento a finales de 2010. Según el Ministerio de Hacienda, las reformas tienen por objeto fomentar un mayor ahorro para la jubilación y mejorar la sostenibilidad a largo plazo del sistema de pensiones. En las próximas décadas, la población egipcia se proyecta a envejecer rápidamente debido a las mejoras en la esperanza de vida (de 71,1 años en 2010 a 77,7 años en 2050) y a la disminución en  las tasas de fecundidad (de 2,68 hijos por mujer en 2010 a 1,92 en 2050). Como resultado, se proyecta que la proporción de la población mayor de 65 años o más aumenté desde un 4,6 por ciento en 2010 a un 13,1 por ciento en 2050, aumento que podría colocar una presión considerable sobre el sistema de pensiones existente.

Los elementos clave del nuevo sistema son las siguientes:

• La tasa de cotización se fija en 16,5 por ciento de los ingresos de los empleados y 10 por ciento de la nómina para los empleadores. Los empleados serán capaces de hacer contribuciones voluntarias adicionales.

• La edad de jubilación se incrementará gradualmente desde los 60 años actuales a 61 en 2015, a 62 en 2018, a 63 en 2021, a 64 para 2024, y a 65 en 2027. El aumento afectará a todos los nuevos miembros de la fuerza de trabajo a partir del 1 de enero de 2012.

• Una pensión mínima, equivalente al 15 por ciento del salario medio nacional y financiada con cargo al presupuesto del Estado, estará disponible para todos los ciudadanos residentes de Egipto de 65 años o más, incluyendo a las personas que no han cotizado al sistema de pensiones.

• Un nuevo consejo de inversiones, que se espera cuente con asesores especializados y gestores de cartera, se creará para administrar e invertir los activos de las cuentas individuales.

El actual programa público de reparto en Egipto cubre aproximadamente al 80 por ciento de los trabajadores, uno de los niveles más altos entre los países en desarrollo. Las contribuciones se basan en dos componentes: (1) los ingresos base, o ingresos hasta EGP 775 (aprox. USD 136) al mes, y (2) los ingresos variables, o los ingresos superiores a EGP 775 al mes, más algunas otras formas de remuneración, incluidas las bonificaciones, incentivos y comisiones. Los empleados aportan el 13 por ciento del ingreso base y el 10 por ciento de los ingresos variables, los empleadores contribuyen el 17 por ciento del ingreso base y el 15 por ciento de los ingresos variables, y el gobierno aporta el 1 por ciento de los ingresos más el costo de cualquier déficit.