FIAP

Noticias

FIAP > Noticias > Fondos de pensiones incrementan sus posiciones en inversiones extranjeras, alcanzando el 31% de los activos totales en 2014

Fondos de pensiones incrementan sus posiciones en inversiones extranjeras, alcanzando el 31% de los activos totales en 2014

11 enero, 2016
  • Los fondos de pensiones representan el mayor instrumento de canalización del ahorro. Con unos USD 37,6 billones  a nivel mundial, son los mayores inversores institucionales, superando los fondos patrimoniales soberanos y los fondos de aseguradoras.
    En Holanda, Estados Unidos, Canadá y Suiza, los activos de los planes de pensiones son mayores al 100% del PIB doméstico. El ratio promedio de los activos de planes de pensiones sobre PIB se sitúa en torno al 75% a nivel mundial.
  • En 2008, la inversión en activos extranjeros era de un 25% de los activos totales de los planes de pensiones, porcentaje que aumenta hasta el 31% en 2014.
  • Holanda y Finlandia son los países con una distribución más agresiva en sus asignaciones en activos extranjeros a nivel mundial, con un 76% y un 74% respectivamente.

A nivel global, los fondos de pensiones están incrementando sus posiciones en activos fuera de sus fronteras, según afirma la Asociación de la Industria de Fondos de Luxemburgo (ALFI, por sus siglas en inglés), que recientemente ha publicado un informe global sobre los fondos de pensiones llamado “Beyond their borders: evolution of foreign investment by pension funds”, y producido por PwC Luxembourg.

El informe examina el papel crítico que desempeñan los fondos de pensiones en la economía mundial, convirtiéndose hoy en día en el mayor instrumento de canalización del ahorro tanto en países desarrollados como en países en vías de desarrollo.

En la actualidad, los planes de pensiones agrupan recursos financieros vitales para millones de personas. De hecho, en algunos países los activos de los planes de pensiones son mayores que el 100% del PIB nacional. Por ejemplo, en Holanda los activos de los fondos de pensiones representan el 197% del PIB, en Estados Unidos representan el 146%, en Canadá el 142% y en Suiza el 117%. A nivel mundial, el ratio promedio de activos de planes de pensiones sobre PIB se sitúa en el 75%.

El estudio destaca que cada vez es mayor el esfuerzo que deben realizar los individuos para transformar sus activos financieros en ingresos para su retiro, y habla del ritmo del envejecimiento de la población como uno de los principales desafíos a los que se enfrentan los planes de pensiones: una mayor esperanza de vida combinada con una baja tasa de natalidad hace que los gobiernos estén cambiando las estructuras tradicionales de beneficios definidos a estructuras de contribuciones definidas, más fácilmente sostenibles en el tiempo.

Otro de los factores que el estudio considera, es la necesidad de diversificación en los planes de pensiones, tanto por clase de activo como por exposición geográfica, siendo las inversiones en activos extranjeros una de las maneras más efectivas de lograr los objetivos de diversificación. Ya sea a través de equipos especializados en inversiones internacionales, asociándose con gestores con conocimiento en mercados extranjeros o invirtiendo en fondos con exposición a activos extranjeros, estos últimos ofrecen una mayor liquidez, están altamente regulados y facilitan la posibilidad de tener una exposición global a la vez que diversifican el riesgo entre cientos de compañías sectores y países.

“El estudio proporciona una mayor claridad en las inversiones globales de los fondos de pensiones, demostrando las oportunidades ofrecidas por la inversión global, y cómo algunos mercados están acercándose a ella. También explica cómo varían las regulaciones por países. En concreto, destaca cómo afectan las restricciones regulatorias a la proporción de activos que los planes de pensiones pueden invertir en inversiones extranjeras o fondos de inversión y sugiere el impacto que esto puede tener en su crecimiento”, comenta Denise Voss, presidenta de ALFI.

Además, el informe realiza un análisis resumido de los 29 países con mayores mercados de planes de pensiones, y explica el crecimiento de los fondos de pensiones a nivel global, la distribución de los activos a nivel regional y la inversión extranjera en fondos de pensiones.

Crecimiento en los fondos de pensiones

En relación al crecimiento de los activos a nivel global, los activos de los fondos de pensiones alcanzaron los USD 37,6 billones, recogiendo el mayor volumen de inversión institucional a nivel mundial, por delante de fondos patrimoniales soberanos y fondos de aseguradoras.

Destaca el volumen de activos bajo gestión alcanzado por los fondos de pensiones en la región de Norteamérica, que alcanzaron los USD 27,2 billones en 2014, frente a los USD 15,8 billones de 2008, con una tasa anual de crecimiento compuesto del 9,5%. En el mismo periodo, la región Asia-Pacífico creció de USD 1,8 billones a USD 3 billones, con una tasa anual de crecimiento compuesto de 9,3%. Por su parte, la región de Europa incrementó sus activos de USD 3,3 billones a USD 6,9 billones en esos seis años, a una tasa del 13,2%.

Asignación de activos

En cuanto a la distribución de activos de los fondos de pensiones a nivel global, el informe pone de manifiesto un sesgo predominante hacia la renta variable con el 44% de los activos totales invertidos en acciones, un 28% en bonos, un 26% en activos alternativos, y un 2% en mercado de dinero al cierre de 2014.

A nivel regional, en América del Norte los fondos de pensiones invirtieron un 48% de sus activos en acciones, un 22% en bonos, un 29% en activos alternativos, y un 1% en mercado de dinero. Los activos alternativos fueron los que tuvieron una mayor tasa anual de crecimiento compuesto en el periodo con un 13,5%, seguido de los activos de renta variable con un 11%, y los bonos con un 3,9%, mientras que la tasa anual de crecimiento compuesto fue negativa en un 2% para los activos de mercado de dinero.

En la región Asia-Pacífico, un 46% de los activos está invertido en renta variable, un 40% en bonos, un 7% en alternativos y otro 7% en mercado de dinero a cierre de 2014. Los cambios más significativos se produjeron en renta variable, ya que los activos invertidos en acciones aumentaron a una tasa anual de crecimiento compuesto de 21,4%, y por el contrario, la asignación a bonos disminuyó a una tasa negativa de 1,4% durante el periodo.

En relación con la asignación de activos en Europa a cierre de 2014, un 37% correspondía a renta variable, un 34% a bonos, un 24% a activos alternativos y un 5% a mercado de dinero. Las tasas anuales de crecimiento compuesto de los activos estuvieron muy equiparadas, los bonos crecieron un 14%, las acciones un 11%, los activos alternativos un 13%, y los productos de mercado de dinero un 12%.

En términos de crecimiento absoluto, la clase de activo que más creció a nivel global dentro de las carteras de inversión de los fondos de pensiones, fue la que agrupa los activos alternativos. De hecho, el monto total asignado a los alternativos creció de USD 4,4 billones en 2008 a USD 9,7 billones en 2014, un crecimiento del 117%.

Inversiones de fondos de pensiones en el extranjero

Como consecuencia de una mayor necesidad de diversificación, la inversión extranjera en los fondos de pensiones de la mayoría de países de la OCDE (excluyendo Estados Unidos) creció significativamente en el periodo de seis años que abarca el estudio. Mientras que en 2008, la inversión extranjera se situaba en torno al 25% de los activos totales de las pensiones, este porcentaje aumenta al 31% en 2014.

“La característica única de los fondos de pensiones de enfocarse en inversiones a largo plazo, les permite absorber la volatilidad a corto plazo, mientras soportan los riesgos de mercado y liquidez mediante la diversificación – siendo uno de los medios más efectivos de diversificación la exposición a inversión extranjera”, comenta Dariush Yazdani, socio de PwC Luxembourg.

En la región norteamericana, las inversiones internacionales se mantuvieron en una media de 16% sobre la totalidad de la cartera en 2008, llegando a un 21% en 2014. Europa mantuvo una media de un 32% en 2008, incrementando a un 34% en 2014, con Holanda, Finlandia y Portugal invirtiendo los mayores porcentajes de sus fondos de pensiones en inversiones internacionales en los últimos seis años. En concreto, en los fondos de pensiones holandeses, la inversión extranjera alcanzó el 76% del total de la cartera. Por su parte, la región de Asia-Pacífico fue la región que experimentó un mayor incremento de activos extranjeros en sus fondos de pensiones, de un 19% inicial en 2008 a un 31% en 2014. Hong Kong y Japón son los inversores más agresivos en inversión extranjera dentro de Asia, aumentando la asignación de activos extranjeros de Japón de un 16% inicial en 2008 a un 32% en 2014.

Ver todas las noticias
Recibe los newsletter de Fiap Internacional ingresa aquí