¿Qué estás buscando?

FIAP > Linkedin > Colombia: De acuerdo a Olivia Mitchell, directora ejecutiva de investigación en pensiones de Wharton School los principales riesgos del sistema pensional son la falta de ahorro y la educación financiera
9 junio, 2021

Colombia: De acuerdo a Olivia Mitchell, directora ejecutiva de investigación en pensiones de Wharton School los principales riesgos del sistema pensional son la falta de ahorro y la educación financiera

En el marco del 14 del Congreso de Fiap y Aofondos, Olivia Mitchell, directora ejecutiva de investigación en pensiones de Wharton School, habló sobre los riegos del sistema pensional

Riesgos individuales

«La gente no ahorra y no tiene educación financiera, vive más se jubila muy temprano», así inició la vocera su intervención. También aclaró que para evitar este riesgo se debe invertir en el capital humano y la familia, enfatizar en el conocimiento financiero e impulsar las rentas vitalicias, seguros de salud y cuidado de adultos mayores.

«El Conocimiento financiero bajo no permite entender porque es necesario ahorrar e invertir, es importante educar desde el colegio y el trabajo, más teniendo presente tantos productos de ahorro y pensiones autodirigidas. Es importante preparar para un nuevo entorno de productos financieros y de pensiones autodirigidas e incentivar el asesoramiento en la jubilación».

También expresó que se debe aumentar la edad de jubilación, varios estudios muestran que hay capacidad sustancial para trabajar más: hay probabilidad de hasta 64% de vivir hasta 94 años para uno de los miembros de una pareja, esto muestra la necesidad de las rentas vitalicias para vivir bien.

Riesgos propios de los sistemas pensionales (inversiones fallidas, intervención política, altos costos, falta de confianza)

Los sistemas de reparto está siendo financiados por impuestos laborales, el problema es su insostenibilidad es el envejecimiento de la población. Mientras que los sistemas de capitalización sufren ante baja rentabilidad del mercado y costos administración, así como la poca densidad de contribución.

Para mitigar este riesgo, Mitchell recomendó que se debe ajustar la regulación y fomentar la educación financiera. Para financiar el riesgo se requiere más ahorro y reservas, así como fondos de solvencia.

«Ahora estamos en un mundo en la que las tasas de mano de obra son negativas, la productividad no crece suficiente para hacer sostenible el sistema de reparto. Sistemas nacionales de reparto ahora enfrentan la insolvencia y el mundo ha cambiado ya no se enfrentan altas tasas de productividad y fertilidad, los principales perjudicados serán las siguientes generaciones», expresó.

Para el sistema de capitalización, las tasas de retorno son bajísimas, las tasas inclusive pueden ser negativas por un mayor tiempo, lo que hace difícil que crezcan los activos que se ahorran, el problema que resulta son menores tasas de reemplazo.

Por esto se debe ahorrar más, si se ahorra por 40 años con una tasa de con rentabilidad de 3%, con una contribución de 11% del salario se logrará una tasa de reemplazo de 50%, mientras que con una tasa de 1% de rentabilidad se deberá ahorrar 22% del salario. Pero si ahorra solo durante 20 años deberá en el primer caso ahorrar cerca de 27% del salario, y con una rentabilidad de 1% hasta 45% del salario, casi la mitad para obtener una pensión con tasa de reemplazo de 50%.

Riesgos nacionales (políticas monetarias y fiscales, cambios de reglas como retiros e impuestos y riesgos políticos)

Riesgos nacionales políticos ponen en duda los sistemas de pensiones, pueden existir expropiaciones y falta de transparencia. Cuando los gobiernos controlan los activos de pensiones, vemos que invierten demasiado en bonos del gobierno, acciones locales, y no son transparentes y a veces incluso hay fraude y desconfianza pública

Se deben mantener políticas monetarias y fiscales estables, pero en tiempos de pandemia ha sido difícil. Para financiar estos riesgos podría hacerse usos de reaseguros globales, y entidades internacionales como el Banco Interamericano de Desarrollo con emisión de bonos catastróficos, pero es difícil cuando todo el mundo está viviendo el choque.

Riesgos globales (pandemias, implosión en el mercado de capitales mundial y envejecimiento global)

El crecimiento 3,1% para el 2021 es bueno, pero no será suficiente para lo que se requiere. Mientras tanto la longevidad seguirá aumentando. Pese al covid se seguirá generando presiones sobre los sistemas pensionales.

Para gestionar mejor la vejez, es necesario reinventar la vejez (de 60 y 70 no son viejos aun)

Es necesario mejorar el riesgo de vejez, es importante fortalecer el capital humano y trabajar más, invertir en la alfabetización financiera, ahorra más invertir más y diversificar mejor.

 

Fuente: La República

Recibe los newsletter de Fiap Internacional ingresa aquí