Suiza

 

Fuente: IPE.com
Autor: Barbara Ottawa
Fecha: 23 de septiembre de 2008

SUIZA – El próximo año, la tasa mínima de retorno  requerida de los Pensionskassen podría ser hasta 1 punto porcentual más baja que la tasa actual, mientras Suiza está aumentando el uso del “principio del hombre prudente”.

Tanto los representantes de los empleadores y los sindicatos en la comisión de gobierno BVG, han llegado a un acuerdo excepcional sobre la tasa mínima de retorno y admiten que la tasa existente del 2,75% podría ser rebajada debido a las últimas condiciones del mercado.

Mientras los representantes de los empleados quieren ver la tasa rebajada al 1,75%, para permitir que los Pensionskassen “hagan inversiones más riesgosas con retornos potencialmente más altos”, los sindicatos están advirtiendo que una tasa tan baja “debilitará la fe de la gente en el sistema” y han sugerido una tasa del 2,25%, habiendo ya rebajado su demanda del  2,5%  solicitada en junio.

La proposición de la comisión al gobierno, que tendrá que decidir ahora la tasa para 2009, es un compromiso del 2%.

Christoph Ryter, presidente de la asociación de fondos de pensiones suiza, ASIP, dijo que el organismo le daba la “bienvenida” a la propuesta del 2% como un “paso en la dirección correcta” pero que habría preferido una reducción mayor al 1,75%.

“Nosotros hemos solicitado durante mucho tiempo la creación de un fórmula para calcular la tasa mínima utilizando el 70% de los retornos continuos durante 7 años de  los bonos del Estado a 7 años”, explicó.

El debate sobre la tasa mínima de retorno que cada fondo debe alcanzar ha sido muy político y muy criticado.

Mientras tanto, el gobierno ha aprobado nuevas regulaciones de inversión para los Pensionkassen, las que están poniendo mayor énfasis en el principio del hombre prudente y en la responsabilidad de los gerentes de los Pensionkassen.

El principio del hombre prudente ha existido antes, pero muchos de los procesos solicitados por los fideicomisarios y/o CEO ahora han sido incluidos en la ley, confirmó Joseph Steiger, del departamento para la provisión de retiro ocupacional en el ministerio social suizo.

“Esto ya se está implementado en muchos “Pensionskassen”, agregó.

Ryter reconoció que “la mayoría de los fondos realmente no serán afectados por los cambios”. Señaló también que las clases de activos alternativos ahora han llegado a ser parte de la categoría de activo regular más que vehículos de inversión especializados. “Pero eso no ha impedido a los fondos invertir en ellos hasta ahora”, resaltó.

Los límites de inversión, tales como un tope de 30% en acciones nacionales y un tope de 25% en acciones extranjeras, también han sido simplificados a un tope de 50% en todas las inversiones accionarias.

Sin embargo, el gobierno suizo decidió en contra de eliminar completamente todos los límites ya que esto “podría haber enviado la señal equivocada” y porque “los límites son aún un punto de orientación” para muchos fideicomisarios.

En total, el número de límites de inversión que se deben acatar se han reducido de 19 a 12.

Uno de los cambios más importantes en cuanto a los límites de inversión, es la rebaja de las posibles inversiones en bienes raíces de un 50% nacional y un 5% en el extranjero a un 30% en total.

“La idea era reducir el actual peso de las inversiones en bienes raíces, el que era percibido por todas las partes involucradas como muy alto”, dijo Steiger.

Él enfatizó que los representantes de la industria habían sido parte de la revisión “en todo momento” y “ellos no vieron ningún problema” con una tasa de inversión en bienes raíces más baja.

Agregó que los fondos pueden superar los límites legales si dan buenas razones en sus cuentas anuales.

Varios expertos, así como la federación de los Pensionkassen, ASIP, han solicitado durante mucho tiempo una revisión a las regulaciones.