Rusia

 

Fuente: Global Pensions
Autor: Andrew Sheen
Fecha: 18 de septiembre de 2008

RUSIA -  El gobierno ha anunciado reformas a la manera en que los  fondos de pensiones, las compañías de seguro, y las instituciones financieras del Estado pueden invertir en los mercados, después que dos días de cierre de la principal bolsa de valores dejó tambaleante a la economía Rusa.

Después de las dramáticas caídas en la bolsa de valores Rusa MICEX y en el índice RTS el lunes 15 de septiembre, que borraron de la pizarra casi el 17% y el 11% de sus valores, los reguladores se vieron obligados a suspender la actividad comercial el martes y miércoles.

En general, las acciones Rusas han perdido sobre el 40% de su valor desde mayo.  El gigante de la energía estatal, Gazprom, ha perdido un 70% en el mismo período.

Con el fin de apuntalar a los mercados, el presidente Ruso Dimitry Medvedev, anunció la reducción de las exigencias de reserva de un 8,5% a un 4% y la reducción a los límites de asignación de activos para los fondos de pensión que invierten en los mercados nacionales.

Marina Akopian, socia de Hexam Capital Partners, dijo a Global Pensions: “El gobierno quería entregar adecuada liquidez al mercado así que redujo las exigencias de reserva”.

“Es sumamente positivo para la liquidez en los mercados. Un relajo en la colocación de activos en acciones nacionales para los administradores rusos de fondos de pensiones, será de gran alivio para el mercado”.

Ella agregó que el retroceso del mercado fue desencadenado por rumores no confirmados de un colapso en el sector de los derivados.

Jerome Booth, gerente de investigación en Ashmore, dijo que las impresiones negativas del mercado habían sido exageradas; “Fundamentalmente, nada ha cambiado realmente; los inversionistas deben calmarse un poco. Aunque es difícil decir que sucederá día a día, la situación no tiene la misma magnitud que en USA. El problema real está en los mercados norteamericanos y europeos.”

La importancia de los efectos a largo plazo del reciente conflicto de Georgia, también fueron descartados.  A pesar de la severa inestabilidad del mercado y el conflicto en la disputada región Georgiana de Ossetia del Sur, tanto Akopian como Booth dijeron que Rusia aún representaba una atractiva oportunidad para los inversionistas institucionales.