Bolivia

Fuente: FIAP
Fecha: octubre de 2008

Una fuerte polémica se ha generado en Bolivia por la intención de la autoridad y de la Central Obrera Boliviana (COB) de modificar el actual esquema de pensiones. Sobre todo por la idea de la autoridad de crear una gestora pública y otra privada de pensiones que remplazaría la administración privada de fondos de pensiones, realizada actualmente por las AFP.

El Viceministerio de Pensiones confirmó que se hará una licitación internacional para adjudicar las pensiones a una empresa y que las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP) no están excluidas.

Patricia Mirabal, directora del Viceministerio de Pensiones, agregó que de aprobarse el proyecto del Ejecutivo se convocará una nueva licitación para adjudicar la administración del ahorro de los trabajadores. “Sobre las AFP, nosotros no cerramos ninguna posibilidad, porque las licitaciones son públicas y abiertas y se deberá ver si muestran el interés necesario para seguir participando en esta actividad”, sostuvo en el foro realizado ayer por la Federación de Trabajadores de la Prensa de Santa Cruz.

Para el superintendente de Pensiones, Valores y Seguros, Mario Guillén, cualquier modificación a la actual Ley de Pensiones debe ser financieramente viable y sostenible a largo plazo, ofrecer seguridad jurídica a los trabajadores, cumplir los principios de seguridad social (universalidad, solidaridad, unidad de gestión, etc.) y no ser confiscatoria ni excluyente.

En este sentido, desahució el proyecto de la Central Obrera Boliviana (COB) porque la tabla de vida empleada, considera una mortalidad del 80% superior a la del Seguro Social Obligatorio y genera un mayor costo fiscal. 

Preocupación Española

El Gobierno y el sector privado español están preocupados por la eliminación de las administradoras de fondos de pensiones (AFP) y sobre el futuro de la compañía Previsión Banco Bilbao Vizcaya Argentaria (BBVA) en Bolivia.

En Santa Cruz, los ahorristas de las AFP anunciaron que están en “estado de emergencia” y que sostendrán una reunión para definir medidas de presión en defensa de sus aportes de jubilación.

El embajador de España en Bolivia, Francisco Montalbán, en declaraciones a la agencia ANF, expresó su inquietud por esa situación. “Ahora estamos pendientes, por ejemplo, de que con el arreglo a la Ley de Pensiones que se presente, se pueda prever cuál va a ser el futuro de una de las AFP presentes en el país”.
 
La AFP Previsión BBVA es de propiedad del Banco Bilbao Vizcaya Argentaria de España. La otra, Futuro de Bolivia, pertenece al grupo suizo Zúrich Financial Services. Ambas operan en el país desde 1997 cuando entró en vigencia la Ley 1732 de Pensiones.