Hungría

Fuente: IPE.com
Autor: Bárbara Ottawa
Fecha: 19/12/2007

Los fondos de pensiones empezarán a duplicar la exposición en acciones en algunas carteras desde enero 2008 en anticipación a nuevas normas.

Desde el año 2009, todos los fondos del segundo pilar en Hungría tendrán que ofrecer a sus clientes una opción entre tres tipos de cartera: la "clásica" con exposición a acciones de 5%; la "promedia" con 29% y la "dinámica" con 59%.

Unos seis a siete fondos de pensiones pretenden introducir estos cambios a partir del próximo año, aumentando considerablemente la exposición promedio en acciones en el sector de pensiones suplementarias, que actualmente está en 10% a 15%, dependiendo del fondo.

"Junto con otros participantes en el mercado, habíamos solicitado al regulador cambios en la construcción de las carteras", explicó a IPE Csaba Nagy, director general de OTP, el fondo de pensiones privado más grande de Hungría.

"Hasta ahora habíamos tenido una sola cartera para todos nuestros 800.000 socios, con aproximadamente un 20% en acciones, sin importar si el cliente era recién egresado de la universidad o cercano a la jubilación y, eso no tenía sentido".

Nagy dijo que la introducción de las tres carteras es una "solución bastante buena", pero agregó que será difícil explicarle los cambios a la gente.

Dicho eso, notó que al fondo le había llamado la atención las primeras respuestas a la primera encuesta enviada en mayo pasado.

Alrededor de 100.000 personas ya han elegido una opción de cartera y el 90% optó por la estructura a la cual nosotros los habríamos destinado", agregó Nagy.

Bajo las nuevas normas, las personas que no eligen activamente una opción serán asignadas a una cartera según cuán cerca estén a la jubilación.

Nota del editor: Esquema Multipilar conformado por un primer pilar administrado por el Estado correspondiente al sistema de reparto, un segundo pilar administrado en forma privada, obligatorio, totalmente financiado de contribuciones definidas sin garantías mínimas de beneficios y un tercer pilar administrado en forma privada, totalmente financiado, voluntario y de contribuciones definidas sin garantías mínimas de beneficio.