FIAP

Noticias

FIAP > Destacados > España en el 2050 tendrá la mayor tasa de dependencia de Europa

España en el 2050 tendrá la mayor tasa de dependencia de Europa

25 mayo, 2018

El incremento de la longevidad es uno de los cambios más relevantes y con mayores implicaciones para las sociedades modernas. La esperanza de vida aumenta de forma continuada y, de momento, es un fenómeno sin visos de detenerse. La esperanza de vida a los 60 años en los países de la OCDE ha aumentado de 18 años a 23,4 años desde los años 70 hasta la actualidad. Evidentemente, hay importantes diferencias entre unos casos, como el de Letonia, donde solo ha aumentado 1,5 años, y otros, como Corea, donde se ha incrementado 8,7 años. Pero eso no es todo. En el año 2050 la esperanza de vida de una persona de 60 años en la OCDE será de 87,9 años.

España ocupa un lugar destacado en este aspecto. De hecho, es uno de los países con una esperanza de vida más alta, junto con Japón, Francia o Suiza. La esperanza de vida de un nacido en España entre 2015 y 2020 es superior a los 86 años. Será cercana a los 90 años a mediados de siglo.

Llevado al terreno de la jubilación y las pensiones, en una primera lectura podemos entender que, si no se producen cambios en la edad de retiro, vamos hacia jubilaciones más largas y, por tanto, más costosas. En los años venideros tendrá lugar, además, la jubilación de la generación del “baby boom”, un grupo de trabajadores numeroso y que además causará pensiones superiores a la media del sistema. En el otro lado de la balanza, la tasa de fertilidad (1,3 hijos por mujer en España) se encuentra lejos de la tasa que garantiza el reemplazo generacional (2,1 hijos por mujer). Es decir, hay escasez de futuros cotizantes.

Hacia una población envejecida

Este fenómeno está incrementando de forma vertiginosa la tasa de dependencia. Esta tasa mide la relación entre mayores de 65 años y personas en edad de trabajar. Esta tasa ha pasado en la OCDE de 19,5 jubilados por cada 100 personas en edad de trabajar a 27,9 jubilados por cada 100 personas en edad de trabajar entre 1975 y 2015. Y las proyecciones apuntan a que se duplique en el año 2050 hasta 53,2, si bien habría que reconfigurar los grupos comparados, dado que la edad de jubilación está incrementándose, por lo que la medición quizá debiera hacerse entre mayores de 67 años y menores de 67 años, lo que haría que la tasa se suavizase.

¿Dónde se sitúa España en este mapa de la tasa de dependencia?

Si la tasa de dependencia en España se situaba en 2015 en niveles ligeramente superiores al promedio de la OCDE (España: 30,6, OCDE: 27,9, Japón: 46,2), el incremento será vertiginoso según las proyecciones para el año 2050, arrojando la segunda mayor tasa de dependencia tras Japón y la primera de Europa: 77,5 personas mayores de 65 años por cada 100 personas en edad de trabajar. Una ratio que muestra muy gráficamente el verdadero reto al que se enfrenta el sistema de pensiones.

Fuente: www.jubilaciondefuturo.es

Ver todas las noticias